Natillas y flanes de chocolate veganos


Cuando mi hermano y yo éramos pequeños, nuestros padres no nos dejaban comer muchas "guarradas" del súper en el día a día.
Para ellos, las natillas y flanes entraban en esa categoría, junto con los bollycao, las galletas industriales y el pan industrial...
Comerlos eran algo un poco excepcional en el día a día. Así que, siempre que iba a casa de mi primo, me comía unas natillas Danet y me parecía una auténtica merienda gourmet.

Con los años me siguen encantando, aunque no me entusiasma comer lácteos y lo que me apetece sobretodo es comer algo que tenga esa textura cremosa.

Actualmente en el mercado hay miles de versiones de yogures vegetales, hechos a base de avena, chia, cáñamo, soja, arroz... Y con mil sabores... mango, fresa, cacao, coco, frutos tropicales...

Entonces, ¿para qué hacerlos en casa?
Primero: porque eso nos hace usar nuestras manos, ser conscientes de lo que comemos, implicarnos en nosotros, ser activos...
Segundo: porque es más barato y más sano. Podemos hacer nuestras propias recetas según lo que nos apetece en cada momento o según los ingredientes de nuestra elección (también guiándonos por los ingredientes locales y de temporada).

¿Qué necesitamos para hacer natillas veganas y flanes veganos?

Para hacer natillas y flanes sin huevo, sin azúcar, sin leche y sin harinas, sólo necesitamos:

1. Leche vegetal
2. Un endulzante natural
3. El sabor que queramos
4. Dos ingredientes que nos darán las texturas que andamos buscando:
Kuzu para las natillas y agar-agar para los flanes.

Para la receta de hoy he elegido hacerlos sabor chocolate.
Pero en realidad puedes hacerlos del sabor que quieras:
Algarroba, vainilla, canela, frutas, usar ralladura de naranja o limón, frutos secos...

Sin azúcar!
Para endulzarlos, yo usaré sirope de ágave. Pero si quieres tener un postre menos procesado puedes endulzarlas con esteviafruta/verdura fresca (plátano, pera, manzana, calabaza, zanahoria...) o con fruta seca (dátiles, pasas, orejones, ciruelas...).
Simplemente tritura el endulzante que elijas con la leche vegetal.

Ingredientes

Natillas 
  • 2 tazas de leche vegetal (yo de avena)
  • 8 cucharadas de sirope (de arroz o de ágave). 
  • El sabor que quieras usar. Yo: 8 cucharadas de cacao puro
  • 4 cucharadas de postre de kuzu en polvo 
Flan
  • 2 tazas de leche vegetal (yo de avena)
  • 8 cucharadas de sirope (de arroz o de ágave). 
  • El sabor que quieras usar. Yo: 8 cucharadas de cacao puro
  • 2 cucharadas de postre de agar-agar en polvo
Si quieres que tu flan tenga una textura aún más cremosa, puedes añadirle dos cucharadas de coco en polvo (o frutos secos o leche vegetal en polvo)

natillas de chocolate veganas

  Natillas de chocolate con kuzu
 
Diluir el kuzu en la leche fría o templada.
Cuando esté disuelto, poner a hervir en un cazo.
Cuando rompa a hervir, lo dejamos a fuego lento unos 4-5 minutos removiendo constantemente y retiramos del fuego.
Añadir el cacao y el sirope.
Remover bien para que no queden grumos.
Poner la mezcla en vasitos y dejar enfriar en la nevera.
Si lo ves muy líquido espérate un rato. Cuando se enfría totalmente es cuando realmente se hace denso.




El kuzu, es el almidón que se extrae de la raíz de una planta. Es de origen asiático.
Es un ingrediente carillo porqué es difícil de extraer, pero es un ingrediente genial, porque permite espesar muchos platos que normalmente sobresaturaríamos de harinas.
Se diluye en frío con el líquido y luego se hierve.

Está libre de gluten y también se usa para curar trastornos de acidez o malestar digestivo, así como para espesar.




Flan de chocolate con agar-agar

Diluir el agar-agar en la leche fría o templada.
Mezclar en un cazo la leche y el agar-agar con el cacao y el endulzante. Poner a hervir.
Cuando rompa a hervir, cocinar a fuego lento removiendo constantemente.
En total unos 8 minutos (si el agar-agar es en copos) o 4 minutos (si es agar-agar en polvo), y apartar del fuego. Triturar con la batidora la mezcla y dejar enfriar.
Poner en cacitos o en moldes para flan y guardar en la nevera.
Cuando esté frío totalmente es cuando se gelatinizará por completo. Paciencia!



El agar-agar es un extracto de la gelatina de algunas algas, en concreto las algas rojas Gelidium. Aparte de ser más saludable, su efecto es mayor que el de las gelatinas animales y permite ser re-calentado conservando su textura gelatinosa y su consistencia.

Si lo quieres usar para hacer gelatina, puedes seguir estas proporciones. Por 500 ml de líquido:
  • 1.5 gramos si queremos una textura blanda.
  • 5 gramos si queremos una textura dura.
  • 7 gramos si queremos una textura muy dura.

0 comentarios :

Publica un comentari a l'entrada

 

...La comida que me hace cantar....