Mató de leche de oveja

 Para un queso pequeñito, como dos raciones individuales de postre.


Ingredientes
  • 1 litro de leche de oveja eco pasteurizada (no UHT)
  • 1 limón
  • 1 gasa o trapo poroso

Podemos usar también leche de vaca o cabra, pero es importante que no sea UHT (ultrapasteurizada).
La leche que no es UHT, si la compras en una tienda, viene refrigerada. La leche refrigerada puede ser cruda (recién 'muñida') o venir ya pasteurizada (algunas empresas la llaman fresca, lo que quizás nos genera confusiones). Si es cruda tienes que esterilizarla antes (lee los comentarios si quieres saber una forma).

Solo la UHT ha sido sometida a un calor suficiente para eliminar unas bacterias que crecen a temperatura ambiente. Esto nos deja una leche estéril que suele llevar aditivos y que es un medio inviable para generar fermentaciones o procesos vivos como el queso.
Peeeero encaja en la cultura alimentaria que tenemos.


Para hacer el mató, he comprado leche ya pasteurizada de ovejas de Mas Marcè.
Poner al fuego la leche hasta que llegue a unos 85-95º, que esté a punto pero no llegue a hervir.
Una vez ha llegado a la temperatura lo retiramos del fuego y le añadimos el zumo de limón para cortar la leche.
Dejamos reposar unos 30 minutos mientras cuaja. Se formará el cuajo que se separará del suero líquido (si quieres puedes aprovechar el suero! requesón / ricotta).
Pasado este tiempo vertemos el cuajo en un colador que habremos cubierto con el trapo. Si quieres lo puedes cortar más o menos fino. Para elaborar el Recuit de drap se bate fina.
Dejamos escurrir el suero y podemos cerrar el trapo... sin apretarlo! Sinó quedará seco.
Ponemos en la nevera hasta que se enfríe.
Mel i mató amb panses i anous.


0 comentarios :

Publica un comentari a l'entrada

 

...La comida que me hace cantar....