Mi mapa del pan en París

En mi último viaje a Francia, en la parada París, como una zombi del gluten, hice una ruta obsesa por diferentes panaderías recomendadas.

Largos paseos vagando con muchas paradas diferentes: bocatas, croissants, baguettes, panes de semillas y otras delicias.

Algunas panaderías que buscaba las encontré cerradas. Otras aparecieron como lo hacen las panaderías: en una esquina normal que me venía de paso, desprendiendo aromas...

Cuando volvía a casa cargada de hogazas, Paula, María y Pedro guardaban los restos de pan en una lata de metal y durante el día iban comiendo untándolos de Nutella.
Los últimos días comían ya sin ganas, acabaron odiando el pan. Ansiaban volver a la fruta o al ayuno con desesperación después de que los cebara de carbohidratos.

Estos son los lugares que, antes de ir, tenía apuntados para visitar:


Los que en realidad visité fueron algunos de estos y otros de los que tengo recuerdos difusos, y de los que sólo recuerdo sus carteles, tiendas colindantes, o ubicaciones respecto al Sena.

Lástima que no llevara una cámara, porque no tengo ninguna foto.


0 comentarios :

Publica un comentari a l'entrada

 

...La comida que me hace cantar....